29 octubre 2005

Hijo del hippismo


Siempre me sentí diferente. Nunca me gustó mucho el fútbol y trataba de huir de las peleas. No por cobarde sino porque no soportaba el conflicto y siempre encontraba los argumentos necesarios para evitar que dos personas se odiaran.

Hoy tengo 32 años, estoy casado, tengo dos hermosos hijos y me sigo sintiendo igual. Diferente. Durante años traté de dilucidar qué me pasaba. La conclusión más obvia e influenciada por amigos y parientes era que siempre estoy una décimas menos en el nivel de madurez que corresponde a mi edad. En otras palabras, sigo siendo un pendejo.

Sin embargo seguí buscando otra explicación menos fácil. Comencé a investigar mis antepasados, mis genes, incluso a leer sendos tratados sobre la evolución del hombre y finalmente elaboré una hipótesis científica. Poseo algún gen heredado del hombre de las cavernas que me hace sentir así.

Pero no fue suficiente. Entonces mezclé biología con historia y genes con experiencia propia y llegué a la conclusión final. Soy un hijo de hippie.

Ser un hijo de hippies en Chile no es algo fácil, básicamente por que en este país al que las influencias mundiales llegan con intermitencia, las modas son adaptadas conforme a la realidad local. Ser hijo de hippies está lleno de contradicciones vitales, dadas por la historia personal y la de los padres (los hippies).

Primero un hippie en Chile tiene que ser de izquierda, no socialista, sino de izquierda. Bueno, no tengo problemas, sólo que al tener espíritu hippie, no me gusta encasillarme en izquierda, derecha u otra de esas menudencias de orden social. (Les dije que era extraño)

Segundo, un hippie es relajado. Una especie de rastafari intelectual. Yo no soy muy relajado a veces. La verdad es que hay mañanas en que me despierto con un gran calor en el estómago de puro nervios. No siempre, claro.

Luego, un hippie es como la apología a la liberalidad y la negación de la religión. Bueno acá difiero. Mi viejo era de la izquierda cristiana. Sí, parece raro hoy, pero era una especie de generación socialista pero creyente. Pero no hablemos de él. Yo soy católico, aunque la verdad es que no tengo muchos rollos con las relaciones prematrimoniales o el divorcio. (Uff, la iglesia necesita renovarse)

Ehhmmm... creo que me estoy alejando del tema.

Bueno, luego de pensar y pensar, descubrí que sí, soy un hijo del hippimso, pero de una generación más evolucionada. O sea, la ideología que forjó una generación en los años ’60, ’70 y ’80 está fructificando ahora. Vive en el tuétano de muchos treintones actuales. Somos el resultado, la consecuencia y el producto de un cambio social.

El único problema que este neohippismo está dormido, es una imagen latente escondida en cuentas corrientes, isapres, cuotas y asquerosos programas televisivos. Y eso lo saben los actuales políticos. Por eso no hay nuevos protagonistas en los movimientos sociales, por que el corazón libertario está dormido. Necesita despertarse y ser mezclado con la madurez de una generación cómoda, como la nuestra.

Madurez y libertad, el resultado perfecto de legado de nuestros padres, Cuando entendamos eso y sepamos aplicarlo realmente, cambiaran los cánones, el país crecerá, la sociedad no será tan imbécil y nuestros hijos... podrán disfrutar un país nuevo.

Buenas noches, voy a acostarme, a ver una película con un sándwich de queso y dormir. Mañana tengo que levantarme temprano. Mucho internet por hoy,tengo náuseas.

3 Comments:

  • Yo tambbién me siento uno de esos seres extranhos en el mundo... como si este no hubiese sido un lugar natural para nacer... pero la teoría de hijo del hippismo me viene de perilla... saludos desde acá

    By Blogger Pancha, at 4:59 p. m.  

  • Estimado,

    El mismo Andrés Palma del diario financiero pueh...

    Saludos!

    Andrés Palma

    By Blogger Andres Palma, at 9:59 a. m.  

  • ¿Otro ex Financiero por aqui? jajaja...te acabo de linkear!
    saludos
    karen

    By Blogger Karen, at 3:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Planeta Blogs
 Bitacoras.com
MeTinca
Chilelog



directorio de weblogs. bitadir