09 julio 2007

Sesos fritos inalámbricos


Un colegio de Tottenham (Inglaterra) acaba de prohibir la conexión a Internet a través de WiFi en sus escuelas, debido al posible daño que pueden producir las señales inalámbricas en el cerebro.

“Estamos friendo los cerebros de los niños” declaró la laborista Emma Jones, una de las integrantes d ela comisión que estudió el asunto y que dijo estar muy preocupada porque vamos a “despertar en 20 años más con serios problemas”.

Este tema no es nuevo. Hace más de un mes muchos fabricantes de WiFi temblaron luego de que la BBC diera a conocer un estudio que indicaba que las ondas emitidas por los router inalámbricos poseen una radiación hasta tres veces mayor que las de los celulares, algo que podría ser dañino para la salud.

Un estudio similar llevó a la prohibición de WiFi en varias zonas de la Universidad Lakehead de Canadá, ya que causaban cambios de conducta, aumentaban el estrés e interferían con las ondas cerebrales.

Fuera de la psicosis -justificada o no-, que pueda producir esta fritanga de cerebros (algo que dejaría muy contento a Hannibal Lecter), siempre he pensado acerca de qué pasaría si alguien pudiera teñir las diferentes hondas radioeléctricas que nos cubren en las ciudades.

Seguramente, la visión de las cientos de frecuencias que cruzan nuestro cerebro serían más terroríficas que el mismo Lecter comiendo cerebros fritos.
¿Existe algún lector de este tipo de frecuencias? Creo que sólo en el patio de mi casa podría identificar al menos 15. ¿Para pensar no?

Etiquetas: , , , ,


Planeta Blogs
 Bitacoras.com
MeTinca
Chilelog



directorio de weblogs. bitadir